Durante 2016 Estados Unidos ha registrado un déficit comercial de 64,354 millones de dólares con México.

En torno a la quinta ronda de negociación del TLCAN se ha tomado en cuenta la oportunidad que existe en la importación de tecnología desarrollada en el sector energético de Estados Unidos y Canadá hacia México, esto crearía una importante opción para que el déficit comercial entre Estados Unidos y México alcance un balance.

Esto es muy importante ya que el presidente Donald Trump ha mencionado con anterioridad que no concederá en esta negociación este punto antes mencionado.

Con la apertura energética que tendrá lugar en México y con apoyo de los centros de investigación de Estado Unidos y Canadá, se abre una nueva posibilidad de que las pequeñas empresas encuentren oportunidades valiosas de exportación de dicha tecnología. También es necesario el desarrollo de sinergia entre empresas locales para que estas puedan tener un desarrollo adecuado.

“Por eso la alternativa de sinergias en materia energética puede traducirse en mecanismos de disminución de déficit que puede ser atractivo para los socios comerciales” ha mencionado Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).