El pasado 31 de mayo, Wilbur Ross quien es el Secretario de Comercio de Estados Unidos, dió a conocer los aranceles impuestos por el presidente Trump como una medida proteccionista, hacia países miembros de la OMC. Anunció que se debía pagar 25% a las importaciones de acero y 10% a las del aluminio. Ante esto los países decidieron contraatacar con medidas similares para las importaciones estadounidenses

Este lunes el gobierno de Estados Unidos ha decidido denunciar a México, Canadá, la Unión Europea, China y Turquía ante la Organización Mundial del Comercio por las represalias tomadas ante sus aranceles con el fin de desafiar dichos aranceles que sus socios comerciales han impuesto; argumentando que “esos aranceles violan las obligaciones de los estados miembros de la OMC”.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer dijo en un informe: “las acciones tomadas por el presidente son totalmente legítimas y plenamente justificadas como un asunto de las leyes estadounidenses y las reglas de comercio internacional”.

Estados Unidos quiere trabajar en conjunto con sus comerciales para resolver un problema en común.