Como ya es bien sabido el principal socio comercial de México es Estados Unidos, la mayor parte de nuestras exportaciones se dirige a su territorio y es por eso que cualquier cambio económico que en él pase repercute en nuestro país.

Es por esto que el director de Trade Marketing para el Clúster de México y Centroamérica de Maersk Line, Pablo Flores comenta que la necesidad que tienen los exportadores mexicanos de diversificar el mercado es clave para que los cambios que llegasen a ocurrir en los  Estados Unidos sean menores y no afecten de gravedad.

La naviera danesa, compañía de transporte marítimo de mercancías más grande del mundo con presencia en más de 135 países, estima que al cierre de este año México tendrá un menor nivel en movimiento de contenedores respecto al 2015, debido a la caída de las exportaciones en lo que va de este año.

México cuenta con varios tratados de libre comercio y con servicios marítimos bien conectados hacia Asia, Corea, Japón, China, España, Italia, Alemania, Holanda y Nueva Zelanda.

La falta de querer llevar a cabo la acción de buscar nuevos mercados, es en lo que se debería de trabajar, para lograr esto ya existen plataformas y los medios para hacerlo, el dejar que crezca el 80% de las exportaciones hacia el país vecino del norte representa un verdadero riesgo, insistió.

Según la naviera en 2015, México registró un crecimiento en el movimiento de contenedores de 8 por ciento, en la mitad de este año desacelero su crecimiento con solo 1.4 por ciento.

En tanto, las exportaciones sufrieron durante enero a junio del 2016 una caída de 2.7 por ciento, un desempeño pudiera afectarse por el resultado de las elecciones en Estados Unidos.

En Manzanillo se registró un caída de 10 por ciento en las exportaciones; en Lázaro Cárdenas, Michoacán, creció 21 por ciento; Ensenada tuvo un alza de 2.0 por ciento y en los tres puertos del Pacífico se observó una caída de 3.6 por ciento en el volumen manejado.

En el puerto de Altamira, en Tamaulipas, el crecimiento fue nulo, diferente en Veracruz que registró una caída del 3.1 por ciento en las exportaciones.

Existen ya dos nuevas rutas que van desde los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas hacia Yokohama, el cual tiene un tránsito de 15 y 17 respectivamente.

Pablo Flores detallo, que desde el mes de Septiembre se cuenta con la conexión México y Nueva Zelanda de forma directa.

México debe levantar la cara y observar su potencial en ciertas áreas específicas, comento el director del Clúster para México y Centroamérica de Maersk Line, Mario Veraldo.