Los bienes que no son objeto de gravamen son las muestras y muestrarios, ya que la LIGIE menciona que no serán considerados como mercancía y por lo tanto no son objeto del los impuestos generales de importación, ejemplo de estas son los ataúdes y urnas que contengan cadáveres, piezas postales y muestras o muestrarios.

En la regla 3.1.2 de RGCE, el SAT menciona que se considerarán muestras serán las que por cantidad, peso o volumen u otras condiciones solo puedan servir para demostración y uno de los requisitos es que el valor unitario no exceda lo equivalente a un dólar; mientras que para los muestrarios, que son la colección de muestras, el valor unitario puede ser hasta de 50 dólares restringiendo su importación a dos piezas.