No todos los aspectos negociados en el nuevo United States, México, Canadá Agreement (USMCA) son benéficos para nuestro país, ya que el anexo referente al transporte de carga sigue prohibiendo la entrada de camiones mexicanos a Estados Unidos, sin embargo, esto no es recíproco. El vicepresidente de la región Noroeste de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), C.P. contador Daniel Huerta Vargas mencionó que se seguirá insistiendo por la igualdad de condiciones, a través del organismo nacional que representa.

Además, agregó que dicha situación afecta gravemente la economía del país, debido a que es un atento para el libre comercio y pone en total desventaja al transporte mexicano frente al sector transportista americano.

En sus propias palabras mencionó, “Por qué una empresa americana puede transitar a todo México y los mexicanos no podemos transitar hacia Estados Unidos, pedimos que haya reciprocidad, para estar en igualdad de circunstancias y de esta manera los transportistas de ambos lados poder aportar a la economía de ambos países”.

Otro aspecto importante no muy bueno en este acuerdo es la cláusula referente a la caducidad, la cual indica que, USMCA finalizará en 16 años, a excepción de que las partes estén de acuerdo en extenderlo, sin embargo, este plazo genera incertidumbre al mercado al no tener la seguridad de la continuación del libre comercio en la región.

Y por último en el sector automotriz, el hecho de que el 40% del valor de un automóvil se produzca en fábricas en las que los trabajadores reciban más de 16 dólares por hora para permitir que el automóvil cruce las fronteras sin pagar aranceles, puede ser contraproducente, ya que el resultado con los empleos en este sector, podría ser tener en menor cantidad, pero mejor pagados.