Ford una empresa multinacional estadounidense fabricante de automóviles, camiones y microbuses, que había anunciado una inversión de 1.600 mdd , en el estado de San Luis Potosí, México, decide dar marcha atrás a su plan, el cual consistía en la creación de una nueva planta en la entidad.

En verdad las políticas que el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump y el nuevo Congreso han dado a conocer, tienen influencia directa en estas decisiones, según lo dicho por Mark Fields, quien es CEO  de Ford, señala que estas políticas son de vital importancia.

A Trump no le agrada del todo la idea de que empresas estadounidenses inviertan en otros países, debido a que la creación de empleos se estaría escapando de su territorio, y arrebatando a sus ciudadanos, pero puede estar tranquilo ahora que el plan de la automotriz es invertir 700 mdd para expandir la planta ubicada en Flat Rock, Michigan, generando 700 nuevos empleos, cifra no comparada con los 2.800 nuevos empleos que se hubieran generado en San Luis Potosí en los primeros 5 años de operación, en la que se fabricaría vehículos compactos como el Ford Focus, pero esto ya no será posible.

Ford cuenta con una planta en Hermosillo, Sonora y allí se fabricara la próxima generación del Focus. Además hay tres razones importantes de por qué Ford tomo esta decisión y se las mencionamos a continuación:

1.- Trump como todo buen negociador, ofreció a la empresa un plan para reducir los impuestos y recortes a las normativas de regulación para facilitar su trabajo.

2.- Los volúmenes de venta de Ford mostraron una reducción durante los meses de julio a Noviembre 2016, en este último mes disminuyo 3.3 por ciento, pues en estados unidos su principal mercado tienen preferencia por los autos grandes.

3.- La innovación juega un papel importante ya que la empresa apostará por los autos eléctricos y autónomos.

El efecto en México fue en el peso que se desplomo el día de ayer martes tras este anuncio de Ford hasta $20.90 por dólar americano, pero por otro lado las acciones de Ford aumentaron en 2.5 por ciento.