En un reciente comunicado se dio a conocer que el gobierno chino pidió a la OMC imponer una sanción por 2.150 millones de dls a Estados Unidos, esta sanción derivada del incumplimiento sobre los subsidios chinos desde la administración del ex presidente Barack Obama.

Todo el tema derivo de una apelación por parte de la OMC a Estados Unidos en el cual se estableció que dicho país podría enfrentar sanciones si China no retiraba determinados aranceles, el año 2012 Pekín acudió a la OMC a denunciar dichos aranceles impuestos a Estados Unidos a paneles solares y generadores de energía eólica, por otra parte, el departamento de comercio de Estados Unidos denuncio que China utilizaba compañías de titularidad pública para subsidiar y distorsionar el mercado.