Como resultado de la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles más elevados al acero y aluminio para cuidar la producción y venta de su país, el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), proporciono información dando referencia que, si bien las ventas mexicanas al extranjero del producto no se han detenido, se ha percibido una disminución en el volumen de las exportaciones.

Al día, no hay cifras precisas de la afectación dado que la Comce comenta que estas cifras reportan con dos meses de retraso, para poder realizar un análisis del impacto que están teniendo, e igual manera indicaron que sí se está vigilando, dado los comentarios que han recibido respecto la inquietud de la alteración que significa para la industria.

La industria del aluminio no se ha visto afectada aun dado que nuestro país no lo exporta debido a que es deficitario de ese metal. Se espera que los impuestos de establezcan de manera definitiva una vez que se concluyan las negociaciones del TLCAN, aunque la conclusión de este parezca lejana por la postura que los tres países miembro han tomado.